Un Cementerio Con Historia

CEMENTERIO DE AZUL Homenaje a la majestuosidad de la muerte y a la síntesis histórica La ciudad de Azul, provincia de Buenos Aires, Argentina, rinde homenaje a la majestuosidad de la muerte, con una imponente escultura hecha en 1938, por el arquitecto Francisco Salamone. Esta escultura representa un ángel flamígero con una espada en las manos, Como dijo alguien, pareciera que estuviera marcando la frontera entre la vida y la muerte; además esta representando para los creyentes la esperanza de la resurrección. Entrando ya al interior del cementerio encontramos dos cenotafios que rinden homenaje a los muertos de los dos grandes partidos políticos cuya ideología la podemos considerar fundacional de la argentina moderna. Uno es en homenaje a los muertos en la Revolución Radical, de 1890 y el otro es en homenaje al Teniente General Juan Domingo Perón y a su esposa Maria Eva Duarte. Es como si esta Ciudad Cervantina, de profundas raíces Pampas, en la que hace años, se señoreaban los pueblos originarios, tierra en que tantos desencuentros se produjeran, quiere ser hoy la heredad de la síntesis unificadora de tantos años de desencuentros.





A los desaparecidos de toda la tierra, de todas las épocas por distintos motivos, quienes con su sacrificio han hecho posible que "la muerte le enseñe a los vivos" a soñar con un Mundo lleno de respeto por las ideas del otro.







José Vicente Cuenca Phd Departamento de Antropología Universidad Nacional de Colombia Santa Fé de Bogotá, 1994


martes, 24 de agosto de 2010

Doctor Bartolome J Ronco

Nació el Bartolomé José Ronco, en la ciudad de buenos Aires en 1881, se recibió de abogado a los 23 años el 7 de abril de 1905, habiendo presentado como tesis de su doctorado La educación y el delito.en 1908 arriba a Azul, ciudad donde habría de transcurrir su vida y accionar a favor de la cultura, forma su familia casándose con la señorita María de las Nieves Clara Jiménez, naciendo un año después la única hija de la pareja, Carlota Margarita.

Su actividad laboral la inicia en Bahía Blanca, dedicando ya bastante tiempo a la actividad cultural desde allí emprende viaje hacia chile empezando a formar su valiosa colección de platería Mapuche, que enriquecerían las colecciones que atesora el "Enrique Squirru” por el fundado.

En Bahía aparte de la actividad cultural que despliega, funda en compañía de otros notables abogados el colegio de abogados de la Costa Sud. Su fundación se debe a que es necesario custodiar la ética y el prestigio de los magistrados.



De regreso a su querido Azul, vive realizando no solo obras culturales sino dedicado a la beneficencia. A pesar de la actividad y el cariño por la ciudad, no pierde su afecto a Bahía Blanca.

El 12 de noviembre contrae enlace con la que será su mujer hasta su muerte la azuleña María de las Nieves Clara Giménez, estableciendo su residencia en la esquina de San Martín y Rivadavia, la cual fue, a través de los años, testigo mudo de sus alegrías y pesares. Un tiempo después de su casamiento nace su única hija. El 6 de octubre de ese mismo año, en la ciudad de Bahía Blanca, nació Carlota Margarita Ronco, vivió 15 años falleciendo e una enfermedad en esos tiempos incurable.

Es así que en su memoria deciden construir y donar a la ciudad de Azul una plazoleta que fue puesta bajo la advocación de Santa Margarita, y denominada Cantoncillo, que significa (El vocablo Cantoncillo, en su significado de "pequeño rincón") .

Podemos decir, que la vida cultural de la ciudad de Azul, giro en torno al doctor Ronco, mientras vivió, conjuntamente con otras personalidades. Ronco había empezado a coleccionar ediciones del Quijote, después la amplio con ediciones del Martín Fierro

Colección cervantina de Bartolomé J.



Hoy Azul le debe, la biblioteca popular Bartolomé J. Ronco




Investigación de Eduardo Agüero Mielhuerry


Fuentes: Hemeroteca de la Biblioteca Popular de Azul

"Bartolomé J. Ronco", Diario La Nación (18/3/08) y Biblioteca

el Colegio de Abogados de Bahía Blanca






No hay comentarios:

Publicar un comentario